Preguntas Frecuentes

NOSOTROS

¿Qué es TENGOCASA INVERSIONES?

Es una promotora inmobiliaria formada por un grupo de profesionales, con más de 25 años de experiencia, que selecciona y desarrolla proyectos inmobiliarios y los comparte con inversores que quieran participar.

¿Por qué invertir con TENGOCASA INVERSIONES?

Ofrecemos una nueva forma de invertir en el sector inmobiliario, en la que el inversor decide el proyecto en el que invertir, con unos riesgos muy controlados y participando directamente de los beneficios.

Frente a otros modelos de inversión directa, nuestro modelo permite que los inversores mantengan la confidencialidad de su inversión, con unos costes de inversión muy bajos, una fiscalidad favorable y trasparente, y una flexibilidad que no ofrecen otras formas de inversión. Además, los inversores no adquieren ninguna responsabilidad legal sobre el proyecto.

¿Cuál es la rentabilidad para el inversor con TENGOCASA INVERSIONES?

Cada proyecto inmobiliario obtiene su propia rentabilidad que se reparte entre los inversores y la promotora. TENGOCASA INVERSIONES promueve proyectos en los que la rentabilidad esperada sobre la inversión sea superior al 25%, aunque hasta que no se cierra el proyecto, no es posible fijar la rentabilidad definitiva.

Como particular o profesional, ¿puedo hacer una propuesta de negocio?

Si dispones de algún solar que encaje en nuestro perfil promotor, estaremos encantamos de estudiarlo y hacerte una propuesta para desarrollar un proyecto inmobiliario conjunto.

COMO INVERTIR

¿En qué nos diferenciamos de los fondos inmobiliarios y las SOCIMI?

A diferencia de los fondos de inversión inmobiliaria, fondos multiactivos o las SOCIMIs, en TENGOCASA INVERSIONES tú eliges en qué oportunidad quieres invertir, con absoluta transparencia, comodidad y control de tu portafolio.

¿Cómo puedo participar en vuestros proyectos?

En el caso de querer participar en algún proyecto, no tienes más que ponerte en contacto con nosotros y te informaremos personalmente de los detalles y de las posibilidades de inversión de cada proyecto

Diversifica tu portafolio

En TENGOCASA INVERSIONES tendrás la oportunidad de construir tu propia cartera inmobiliaria según tu estrategia de inversión personal participando en uno o varios proyectos.

¿Qué tipo de contrato tengo tras la inversión?

Nuestra relación con los inversores se establece mediante Contrato de Cuentas en Participación. Coloquialmente, nos referimos a él como contrato de inversión.

Su regulación se encuentra en los artículos 239 a 243 del Código de Comercio. Su firma se puede realizar en contrato privado o ante notario. Es el inversor el que decide dónde y cómo firmar el contrato.

Se trata de una fórmula asociativa, si necesidad de crear una sociedad, entre empresarios individuales o sociales, que hace posible el concurso de uno de ellos (el Partícipe) en el negocio del otro (TENGOCASA INVERSIONES), contribuyendo con la parte del capital que convengan, y haciéndose partícipes de sus resultados prósperos o adversos en la proporción que determinen.

La responsabilidad del partícipe se limitará a la aportación realizada pudiendo recuperar las cantidades más un beneficio si el negocio es próspero o perderla en su totalidad si el negocio es adverso. Por tanto, no se trata de un crédito.

La gestión del proyecto (negocio) corresponde a TENGOCASA INVERSIONES y éste será bien definido en el contrato siendo posible únicamente destinar los fondos entregados por el Partícipe al proyecto descrito.

Tras finalizar el proyecto, TENGOCASA INVERSIONES realizará la liquidación y rendición de cuentas.

Los beneficios obtenidos estarán sujetos a retención del 19%/20%/21% en función del importe. La liquidación definitiva (capital aportado y beneficios) deberá pagar el 1% de ITPAJD en su categoría Operaciones Societarias.

¿Por qué un contrato de este tipo?

Escogemos el contrato de cuentas en participación porque:

– Permite participar de los beneficios o pérdidas de una oportunidad en concreto con independencia de otros.

– Nos permite optimizar la fiscalidad de la inversión evitando la doble imposición que existiría si creásemos una sociedad para cada proyecto.

– Tiene el mismo valor o vigencia legal que la titularidad de acciones u otro contrato. En este caso serás titular de una participación en vez de una acción.

– Se asemeja a crear una sociedad pero sin los gastos de su constitución y gestión y con mayor agilidad. De hecho, en el impuesto de ITPAJD tributa al 1% por Operaciones Societarias por su similitud.

– Existe en nuestro ordenamiento jurídico español desde el siglo XVIII y por tanto, con extensa tradición legal.

– Tiene un uso habitual en los negocios inmobiliarios para vehicular inversiones

¿Cuál es el plazo de inversión?

El plazo de inversión dependerá de cada proyecto (habitualmente entre 24 y 36 meses)

¿Quién puede invertir?

Cualquier persona jurídica o física, residente en España, que sea mayor de edad, y que posea una cuenta corriente en un banco perteneciente a un país de la OCDE.

Si eres extranjero mayor de edad necesitaremos un Número de Identidad de Extranjero (NIE), pasaporte al día y la cuenta corriente en un banco perteneciente a un país de la OCDE.

¿Qué documentos legales hay en TENGOCASA INVERSIONES?

Contrato de Inversión: En él se detalla las condiciones de la inversión escogida. Se trata de un contrato de cuentas en participación, una fórmula asociativa, si necesidad de crear una sociedad, entre empresarios individuales o sociales que hace posible el concurso de uno de ellos (el Partícipe) en el negocio del otro (TENGOCASA INVERSIONES), contribuyendo con la parte del capital que convengan, y haciéndose partícipes de sus resultados prósperos o adversos en la proporción que determinen.

¿Puedo invertir a través de una sociedad?

Sí. Debe contar con NIF español y tú tener facultades para representarla y firmar.

¿Cuál es la cantidad mínima y máxima que puedo invertir?

El importe mínimo y máximo dependen de cada proyecto, pero en principio el importe mínimo de la inversión por cada proyecto son 15.000€ y el máximo de 100.000€. Estos importes pueden variar en función del proyecto.

GARANTIAS Y RIESGOS

¿Cuáles son los principales riesgos en los que incurro?

La inversión no está libre de riesgos y podemos perder el monto invertido.

Riesgo de mercado: consistente en la depreciación del valor de mercado que el proyecto pudiera experimentar, durante la condición de cuenta partícipe hasta el momento de su venta.

Riesgo de liquidez: consistente en la dificultad para recuperar la inversión antes de la finalización del proyecto.

Riesgo laboral: En toda obra de construcción pueden suceder accidentes laborales cuyo coste podría minorar los resultados derivados del Proyecto.

Riesgo administrativo: Las administraciones locales deben, según el calado de las obras, otorgar licencia de obras pudiendo generar demoras o costes al Proyecto.

Riesgo mercantil: Además del propio riesgo mercantil de la Sociedad Gestora, para la ejecución del Proyecto está previsto contratar a proveedores que pueden no cumplir sus compromisos, generando ello demoras o costes al Proyecto.

Riesgo financiero: las necesidades de inversión del Proyecto pueden ser mayores a las previstas diluyéndose la participación del cuenta partícipe con nuevas aportaciones de terceros.

Riesgo derivado de la pérdida del proyecto inmobiliario por parte de la Sociedad Gestora como consecuencia de una eventual ejecución hipotecaria por parte de las entidades de crédito que, en su caso, hayan financiado parcialmente el Proyecto.

Las comisiones y gastos asociados al Proyecto pueden afectar a la rentabilidad del mismo.

El Proyecto será gestionado por la Sociedad Gestora. El Partícipe no podrá adoptar ninguna decisión por cuenta de la Sociedad Gestora, ni podrá intervenir en modo alguno en las operaciones que la Sociedad Gestora lleve a cabo en relación con el Proyecto salvo en los casos previstos expresamente en el presente Contrato.

Entre otros factores, el éxito de Proyecto dependerá del acierto de la Sociedad Gestora al identificar, seleccionar y realizar oportunidades adecuadas teniendo en cuenta la naturaleza del Proyecto. No obstante, no existe garantía alguna de que las inversiones acometidas por la Sociedad Gestora vayan a resultar adecuadas y exitosas.

El éxito del Proyecto dependerá sustancialmente de la preparación y experiencia de los profesionales de la Sociedad Gestora y no existe garantía alguna de que dichos profesionales continúen prestando sus servicios en la Sociedad Gestora durante toda la vida del Proyecto.

¿Qué garantías tengo?

Todas las inversiones disponen de un bien real que responde del proyecto.

El inmueble es titularidad de TENGOCASA INVERSIONES y los inversores disponen de un contrato de cuentas en participación con la sociedad firmado.

Además, el contrato en participación permite la posibilidad de que, en caso de que no se vendan todas las viviendas, el inversor se pueda quedar con una de ellas en condiciones ventajosas. Esta opción depende del tipo de proyecto y de la forma de inversión de cada operación.

¿Cada oportunidad soporta su riesgo de forma independiente?

Cada oportunidad soporta sus beneficios o pérdidas de forma independiente. Esta es la principal premisa del contrato de cuentas en participación: participas de una oportunidad en concreto e identificada en el mismo. No en las demás aún siendo desarrolladas por la misma empresa gestora que otras tantas.

¿Cada proyecto es una sociedad?

No. Nuestras oportunidades tienen un plazo de inversión muy reducido.

De este modo, al no tener infinidad de microsociedades podemos ahorrar costes societarios, generar un histórico sólido y conseguir ventajas en las hipotecas y con los proveedores, mejorando rentabilidades.

¿Cómo se hace el seguimiento de cada proyecto?

Según avanza la oportunidad, en Tengocasa ponemos a disposición de los inversores las tasaciones, informes, fotos, datos, certificaciones…

¿Qué pasa si no se venden todos los pisos de un proyecto?

En el caso de que no se vendan todos los pisos de un proyecto, los inversores podrán adquirirlos en condiciones preferentes, con descuentos que permitan recuperar la inversión y obtener una buena rentabilidad.

Además, como trabajamos con activos inmobiliarios reales, siempre podemos decidir alquilarlos, tras comunicación a los partícipes, y salvaguardar así el patrimonio de todos.

TRIBUTACIÓN DE LA INVERSIÓN

¿Qué puedo hacer para minimizar mi riesgo?

Si diversificas tu cartera de inversiones (importe, gestor, zona, tipología, etc.) y distribuyes tus recursos en diferentes proyectos, minimizarás el riesgo. También te aconsejamos repartas tu patrimonio entre varios tipos de activos.

El consenso general es que un porcentaje saludable en inversión inmobiliaria debería estar entorno al 20% de vuestro patrimonio. No obstante, cada inversor tiene sus necesidades y sensibilidades al riesgo.

¿Qué tributación tienen las ganancias obtenidas?

Como persona física, la tributación de la ganancias será como rentas de la base imponible del ahorro. Este 2018 los tramos son: 0-6.000€ el 19%,  6.001 – 50.000€ el 21%, > 50.000€ el 23%

Como persona jurídica, la tributación será la habitual del Impuesto de Sociedades.

¿Qué otros impuestos afectan a la inversión?

Se deberá abonar el 1% del total de la liquidación (capital más beneficio), frente a la Agencia Tributaria donde esté ubicado el proyecto, tras finalizar el contrato como pago del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados en su categoría Operaciones Societarias.

¿La rentabilidad esperada de cada oportunidad es antes o después de estos impuestos?

Antes.

¿Recibiré una factura?

No. Tanto si eres particular como empresa el contrato de inversión es la documentación necesaria para vuestra contabilidad.

¿Cómo afectan los impuestos a mi reparto?

Al beneficio estimado debemos retenerte un 19%/21% o 23% de IRPF y liquidar en tu nombre un 1% de Actos Jurídicos.

Si resides fiscalmente fuera de España, la citada retención variará según el convenio de doble imposición que corresponda.